Iquitos es la mayor ciudad amazónica peruana. Con su cerca de medio millón de habitantes, Iquitos es la séptima ciudad en población de Perú y se considera que es la tercera en importancia de toda la selva amazónica, detrás de Manaos y Belén de Pará en Brasil. Esta urbe sufrió un enorme crecimiento a raíz de la Fiebre del Caucho, y hoy es un centro económico, pesquero y por supuesto, turístico.

La capital de la Amazonía peruana tiene mucho que ofrecer, porque además, es un punto de partida para adentrarse en la selva. Son muchos los planes posibles que seguir en y desde Iquitos. Entonces, ¿qué hacer?

Conoce la Plaza de Armas

El centro histórico de Iquitos es un lugar para detenerse y apreciar. A diferencia de muchas ciudades pequeñas que han crecido desordenadamente en el último siglo, Iquitos guarda un aspecto histórico muy atractivo, presidido por su Plaza de Armas. Las casonas y sus mosaicos propios del siglo XIX hacen de Iquitos un lugar que recuerda con orgullo su pasado y mira de frente al futuro.

Barco museo Ayapúa

Un barco alemán enclavado para siempre en el puerto de Iquitos se ha reconvertido en un museo. Sobre el río Itaya, el barco museo Ayapúa fue restaurado y reinaugurado en 2014, mostrando su pasado como antiguo portador de caucho. El Ayapúa es una visita fija en Iquitos.

Reserva Pacaya Samira

En los alrededores de la ciudad está el comienzo de la Reserva Pacaya Samira, uno de los espacios protegidos más grandes del Amazonas. Este es el hogar de miles de especies protegidas, tanto de animales como de plantas, y es un lugar ideal para conocer el Amazonas desde adentro, por senderos marcados y con la compañía de agencias o personal autorizado. Pacaya Samira permite una inmersión en el Amazonas sin desplazarse demasiado y con mucha seguridad.